Los 5 motivos para mantener la alegría por viajar

David Agüera

Decía Emile Zola que “nada desarrolla tanto la inteligencia como viajar”. Una gran verdad que se hace protagonista en la actualidad y que nos invita a ilusionarnos con nuestra próxima experiencia maleta en mano.
Nos encanta viajar por el mundo, embarcarnos en nuevas aventuras y sumergirnos en las mil posibilidades que nos ofrece el sector. ¿Alguna vez has experimentado una enorme sensación entre el vértigo y la ilusión al comprar un billete de avión o reservar un crucero? Pues a ese sentimiento se le llama “resfeber” una especie de desasosiego maravilloso que sentimos antes de lanzarnos a ese viaje con el que tanto hemos soñado.
Hoy os proponemos algo diferente. La ilusión por viajar permanece intacta y os damos las 5 claves que nos hacen mantener esa ilusión y poder llevar a cabo esa experiencia que tanto ansiamos.

  1. Nunca antes tuvimos tantas posibilidades

Ya estamos con el móvil en la mano, delante del ordenador o camino de nuestra agencia de viajes. Vamos a descubrir que las opciones se han multiplicado. Con la cautela que obliga la situación, la mejora del escenario internacional nos ofrece la posibilidad de disfrutar de nuestra escapada con toda la seguridad del mundo. Nuevas ofertas, campañas que enamoran… y lo más importante: hacerlo de la mano de profesionales que nos aseguren nuestro viaje con todas las garantías.

Una propuesta de viaje acertada es un buen crucero, Lugares y Más

2. Sensación de libertad

Es algo que necesitamos y sin duda viajar es una de las cosas más divertidas que se pueden hacer en la vida. Lo más importante es acertar y adaptar nuestra aventura a aquello que nos satisfaga de verdad.
Llega la hora de olvidarse de los horarios y las obligaciones que marca nuestra rutina actual y eso sólo lo conseguimos viajando. Vamos a hacer en cada momento lo que nos apetezca.

3. Tiempo para cuidarse

Cuidarse uno mismo es algo esencial. Ahora es el momento de elegir cuándo queremos descansar y cuándo queremos disfrutar.
Abrimos nuestra maleta y no encontramos sitio para el estrés. Podemos elegir entre dar un paseo por cubierta (si estamos en un crucero), visitar los lugares que nos apetezca o experimentar con las diferentes opciones de ocio que tenemos.

4. Ser feliz

No hay mejor manera de encontrar la felicidad que en una escapada. Puede ser por lo bien que lo estamos pasando, por las experiencias vividas, por todo lo que aprendemos cada vez que descubrimos nuevos lugares, por la cultura o sabiduría que atesoramos… la cuestión es que viajar siempre es la mejor opción.

5. Rompemos la rutina

Es la última pero en importancia podría ser la primera. Nuestro día a día se ha complicado y toca buscar una salida para disfrutar. Rompamos la monotonía con un viaje. Llega el momento de ser el protagonista de nuestro tiempo: decidimos lo que hacemos y, lo mejor, cada día puede ser diferente.

La isla de las muñecas, una Leyenda perturbadora

Tamara Cotero

Entre las maravillas naturales de las que dispone México, situada a 20 kilómetros al Sur de D.F. se encuentra una zona denominada Xochimilco, compuesta por casi 190 kilómetros de canales navegables, naturaleza y rodeada de misticismo. Entre las pequeñas islas que allí se encuentran, hay una que destaca por su macabro paisaje y la leyenda que le acompaña. El viaje comieza montando en una trajinera desde los embarcaderos de Xochimilco, que durará alrededor de 3 horas, y ya que estamos aquí, hemos cogido el tour de la isla, en el que después de recorrer los canales de Cuemanco, conociendo la historia de la zona, descendemos a la isla, donde nos recorre un escalofrío que nos paraliza, y comienzan a relatarnos la historia del lugar. En los años 50 habitó en este recóndito paraje, Don Julián Santana Barrera durante más de 25 años y que hoy representa un escenario de terror, con incontable cantidad de muñecas deterioradas por el tiempo, el clima y los insectos, algunas desmembradas, clavadas alrededor de la chinampa y colgando desde los árboles. Cuenta la leyenda que, mientras aún vivía, Don Julián se encontró un día con el cadáver de una joven, aparentemente ahogada al enredarse entre los lirios de la orilla.

Cada rincón de la isla sobrecoge el corazón, Lugares y Más

Desde entonces Don Julián comenzó a vivir experiencias que él mismo definió como el espíritu de la pequeña difunta, que lloraba, gritaba y se quejaba incesantemente. Don Julián atormentado rodeó su chinampa con muñecas de todos los tipos y tamaños para protegerse. Hoy, estas guardianas colgadas y clavadas se cuentan por miles, se dice que Don Julián encontró una muñeca de cara sucia y ropa vaquera el día de San Agustín. La muñeca se convirtió en su favorita debido a la buena fortuna y la sensación de paz que esta le proporcionó. Permitió que la gente se acercara y le obsequiaban con muñecas para añadir a su colección, así como hacer pequeñas ofrendas en agradecimiento a esa primera muñeca, en busca de suerte. Don Julián nunca dejó de escuchar las voces, de igual forma se dice que cuando salía a pescar con su sobrino le hablaba una sirena, ella se lo quería llevar, incluso predijo el lugar de su muerte. Un día Anastasio dejo solo a su tío y cuando regreso había caído al canal, justo en el mismo lugar que la supuesta sirena dijo lo iría a buscar, vívtima de un infarto. Se dice que ahora Don Julián ha pasado a formar parte de ese lugar.
Leyenda o no, es una experiencia que no te dejará indiferente.

El impresionante hotel de oro que inaugura Vietnam en plena pandemia del Covid-19

Redacción

Vietnam no es ajena a la pandemia de coronavirus que sufre el plantea, de hecho hace tiempo se decidió el cierre de sus fronteras. Sin embargo, en su capital Hanoi se ha inaugurado un hotel único y lujoso, ya que es el primero en ser construido con muros cubiertos de oro. Se trata del hotel Dolce by Wyndham Hanoi Golden Lake, que recibía esta semana el certificado de la Unión Internacional de Récords que lo acredita además como el único hotel del mundo con baldosas bañadas en oro.

Fachada, aseos, zonas de piscina y otras estancias en oro, Lugares y Más

El complejo cuenta con 120.000 metros cuadrados de su fachada de ladrillos recubiertos con el metal precioso y según explicó el propietario del hotel, Nguyen Huu Duong, buena parte del interior del establecimiento también está bañada en oro, como las bañeras, los lavabos, la ducha y el retrete de algunas habitaciones y la zona de las duchas junto a la piscina.
Duong explicó que su empresa, Hoa Binh, quería tener el hotel abierto para el Gran Premio de Fórmula Uno que iba a disputarse este año en la capital del país y que finalmente fue anulado.