Alicante Gastronómico cierra edición con éxito de participación y buenas sensaciones

Redacción

Alicante Gastronómica cierra su edición de 2021 como la mayor oferta de experiencias gastronómicas del panorama nacional dirigida al gran público. Durante cuatro días el recinto de IFA protagonizó un evento con catas de grandes vinos, entre ellos los de las diferentes denominaciones de origen de la Comunidad Valenciana y de la Región de Murcia, región invitada y Capital Española de la Gastronomía 2021.

Degustaciones de las elaboraciones más reconocidas de algunos de los grandes chef con estrella Michelin de la provincia de Alicante; talleres y ponencias a cargo de los grandes referentes de la cocina nacional e internacional; concursos profesionales como el XIV Campeonato de España de Tortilla de Patatas, el de Mejor Sumiller de la Comunidad Valenciana, el I Premio Internacional de Cocina Profesional con Dátil de Elche, el I Campeonato Profesional de Marineras o los de Mejor Tartar de Atún Rojo y Mejor Steak Tartar o el de cortadores de jamón se celebraron junto a certámenes amateurs como el de Mejor Arroz del Mediterráneo.

La asistencia masiva de público fue una realidad desde el primer día, Lugares y Más

Además, los asistentes pudieron disfrutar de exhibiciones como el ronqueo de un atún rojo del Mediterráneo o la elaboración de la pastilla de turrón más grande del mundo, dentro del homenaje José Enrique Garrigós, impulsor de la feria y gran defensor de la dieta mediterránea. Asimismo, los más pequeños tuvieron su espacio con actividades dirigidas a apreciar el valor de la cocina y de los alimentos de la tierra.

Todo ello en un espacio que duplicó su superficie –dos pabellones- y el número de expositores, más de 250, un centenar más que en la anterior edición.

Dos escenarios principales

La muestra contó con dos escenarios principales, Costa Blanca y Cocina Central, en los que grandes chefs de la provincia, como Quique Dacosta (Grupo Quique Dacosta), Kiko Moya (L’Escaleta), José Manuel Miguel (Beat, Calpe), Susi Díaz (La Finca, Elche), Cristina Figueira (El Xato, La Nucía), María José San Román (Monastrell, Alicante), Ferdinando Bernardi, Nazario Cano (Odiseo, Murcia), Mari Carmen Vélez (La Sirena, Petrer), Miquel Ruiz (El Baret de Miquel, Denia), Dani Frías (L´Ereta), Aurora Torres (Lula), a los que se sumaron referentes de Murcia, región invitada, y cocineros relevantes del ámbito nacional e internacional como Carlos Gaytan (TZUCO, Chicago), Fran Martínez (Maralba, Almansa), Óscar Velasco (Santceloni), los Hermanos Torres (Cocina Hermanos Torres Restaurant), Miguel Barrera (Cal Paradís, Vall d’Alba, Castellón), Aurelio Morales (Cebo, Madrid), Pablo González (Cabaña Buenavista), Tomá Écija y Cundi Sánchez (El Albero y La Maita), José Cremades (La Palera) o Juan Guillamón (Alma Mater)  que ofrecieron ponencias y realizaron talleres y showcookings.

También relevante fue el escenario, Saborea Costa Blanca, un espacio propio de la Diputación de Alicante dedicado a los ‘sabores’ más característicos de la zona.

El increíble Arroz meloso con conejo de Vicente Orozco

Redacción

Hoy en #LugaresyMás cocinamos “Arroz meloso con conejo” de la mano del chef Vicente Orozco, del restaurante El Cantó del Palasiet en Altea (Alicante). Iniciamos el plato echando aceite de oliva en una cazuela para freír el conejo hasta conseguir un tostado exterior muy potente pero con cuidado de que no se queme.
Posteriormente añadimos una cabeza de ajos entera, unos garbanzos y los dejamos dorar durante unos minutos. Después añadimos el majado típico (ajo, perejil y ñora) y lo doramos un poquito más.
Para finalizar añadimos el agua y el arroz. Importante que el agua este fría para no sellar el sabor del conejo. Utilizaremos 3 medidas de agua por cada medida de arroz para que nos quede meloso.
15 minutos de cocción y 2 de reposo.

El sorprendente plato de Vicente Orozco: “Tajín de Rape”

Redacción

El chef del restaurante el Cantó del Palasiet, Vicente Orozco, nos presenta una propuesta diferente. Una fusión de la comida marroquí con pescado. Una elaboración de unas 2 horas de cocción con lo que debemos estar atentos a la textura del pescado y a su mezcla con las sabores típicos de este plato. Estamos hablando de un “Tajín de Rape”

Vamos a crear un lecho de cebolla con un poco de comino, aceite y vino blanco. Además de pasas, dátiles, orejones, frutos secos… y lo dejamos cocer durante media hora hasta que consigamos la textura adecuada a fuego muy lento. Posteriormente introducimos tacos de rape con espinas con comino y sal, lo tapamos y lo dejamos cocer durante 2 horas. Y ya tenemos el plato preparado.

Para acompañar podemos hacer un tabulé de sémola de cous cous con un poco de menta y albahaca para dar ese contraste que hace falta, con ralladura de limón, pasas…

La Comunitat Valenciana se promocionó en Madrid Fusión con Altea como protagonista

Redacción

Turisme impulsó la imagen de la Comunitat Valenciana como destino gastronómico en Madrid Fusión 2021, que se celebró desde este lunes y hasta este pasado miércoles, 2 de junio, en el pabellón de Ifema, en Madrid.

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, visitó Madrid Fusión, donde Turisme Comunitat Valenciana participó con un stand de 48 metros cuadrados que, junto a las seis marcas turísticas de la Comunitat Valenciana, mostró lo mejor del producto y la cocina a través de presentaciones y de ‘showcooking’s.
Francesc Colomer destacó que «se muestra de la mano de nuestra marca L’Exquisit Mediterrani lo mejor de nuestra gastronomía y oferta de restauración, así como nuestros mejores productos autóctonos».

Autoridades del municipio de Altea (Alicante) junto al chef Vicente Orozco, Lugares y Más

Turisme Comunitat Valenciana participa junto a las seis marcas turísticas de la Comunitat Valenciana (Alicante, Benidorm, Visit València, Castelló, Costa Blanca y València Turisme).
En el stand de la Comunitat Valenciana se ha programado la presentación de diferentes ‘showcookings’ de restaurantes, productores agroalimentarios y empresas vinculadas a la gastronomía y al turismo gastronómico.


En concreto, se celebraron 33 presentaciones de restaurantes como El Caldero de Alicante, Lula de Los Montesinos, El Mercat de Peñíscola, El Sorell de Alicante, Alfonso Mira de Aspe, Vinatea de Morella, Las viñas viejas de Fuentes de Ayodar, el Riquelme de Alicante, Olivia de Benicàssim o La Carrasca de Culla. Aunque uno de los grandes protagonistas fue el municipio de Altea, con la presencia del restaurante El Cantó del Palasiet y su chef Vicente Orozco, colaborador de Lugares y Más Radio.
También se celebraron diferentes catas y presentaciones como la de Mediterránea Gastrónoma 2021 de Feria Valencia; ‘Tapas por Alicante’; ‘Fruits de la Terra’ de Castelló; la de la marca turística y Club de Producto Gastronómico ‘Artesanos del Arroz’ o la historia de la cofradía de pescadores de Peñíscola, entre otras.
Además, durante el congreso se presentaron las novedades con respecto a la celebración de la próxima gala Michelín, que tendrá lugar en la ciudad de València a final de este año.

Alquézar y el poder de una fortaleza que enfrentó a dos culturas

Redacción

Entre profundos barrancos de la Sierra de Guara, excavados pacientemente por las aguas del río Vero, se alza el casillo colegiata de Santa María la Mayor, y a sus pies el laberíntico caserío medieval de la monumental villa de Alquézar declarado Conjunto Histórico Artístico.

Roca, agua, historia, arte y leyenda se funden en Alquézar, formando un universo sorprendente, único, inesperado, en el que es posible retroceder en el tiempo mientras se recorren sus estrechas callejuelas, se atraviesan las puertas de la muralla, se escuchan viejas historias de moros y cristianos…

La villa de Alquézar se localiza en el último tramo del cañón del río Vero, en un entorno paisajístico impresionante, que ofrece múltiples alternativas a los amantes de la naturaleza y los deportes de aventura: espeleología, escalada, excursiones a caballo o en bicicleta…

Además de practicar el descenso de barrancos pueden realizarse numerosas rutas senderistas. Entre ellas cabe citar la que, partiendo de la fuente de Monchirigüel y descendiendo por el Barranco de la Fuente, permite recorrer el último tramo del majestuoso cañón del Vero; siguiendo el sendero perfectamente acondicionado es también posible descubrir fuentes, azudes, molinos y puentes, que ilustran el intenso aprovechamiento del agua del río Vero a su paso por Alquézar desde la época medieval.

Desde Alquézar también se pueden visitar las pinturas rupestres de Quizans y Chimiachas.

La espectacular Alquézar muestra su poder desde cualquier mirador, Lugares y Más

Mirador Sonrisa del Viento

Desde este mirador obtenemos una primera visión panorámica de la monumental villa de Alquézar y del ultimo tramo del profundo cañón del río Vero, antes de que sus aguas, tras abandonar la Sierra de Guara, se adentren en las fértiles y dulces tierras de los somontanos.

En lo más alto de una roca solitaria rodeada por profundos barrancos, se alza la inexpugnable fortaleza, levantada por los reyes cristianos después de haber sido arrebatada a los musulmanes en el siglo XI. Estas sierras prepirenaicas representaron durante mucho tiempo una verdadera frontera entre dos culturas, dos religiones.

Tras ser conquistada por el rey Sancho Ramírez en el 1067, fue posible repoblar las laderas situadas en las faldas del castillo, aunque no comenzaría hasta el 1100, cuando Barbastro pasó a poder de los cristianos. El trazado del casco urbano, adaptado a las curvas de nivel y protegido de los rigores climáticos, todavía conserva la estructura medieval originaria.

Portada gótica

La villa de Alquézar contó en sus orígenes con cuatro puertas que daban acceso al interior del recinto urbano, pero de todas ellas sólo se conserva este bello portalón gótico. Mientras que en uno de sus extremos fue levantado un arco de medio punto, en el otro frente se optó por un arco apuntado y coronado por el escudo de la villa, formado por tres torres de un solo castillo que recuerda el origen militar de la localidad.

Bajo el paso cubierto existe uno de los escudos más antiguos conservados en Alquézar, pues posee una moldura de traza gótica y carece de elementos decorativos. En él pueden verse las barras de Aragón, un león rampante y, curiosamente, la concha junto al báculo de peregrino.

Ermita Nuestra Señora de las Nieves

En la Calle Pedro Arnal Cavero y poco antes de alcanzar la porticada Plaza Mayor, se encuentra la pequeña ermita de Nuestra Señora de las Nieves.

Es de una sola nave de tres tramos cubierta con bóveda de crucería estrellada, en la que se conserva un pequeño retablo formado por fragmentos de otros ya desaparecidos, tanto renacentistas como barrocos.

Su fachada fue edificada por canteros del siglo XVII siguiendo modelos de la arquitectura religiosa popular.

Gastronomía

Alquézar le brindará la oportunidad de degustar los productos naturales de primera calidad de la tierra, destacando productos como la carne de cordero y cerdo, las setas, los quesos artesanos, los productos de la huerta (tomates, escarola, pimientos, borrajas..) las chiretas y tortetas, y los vinos D.O. Somontano

El ternasco de Aragón es uno de los platos típicos de Alquezar. Los corderos se crian en el mismo pueblo y se alimentan exclusivamente de los pastos de los campos que rodean la localidad. El ternasco se cocina guisado o a la brasa.

Las chiretas es un plato original de Alquezar y de los pueblos del Somontano, su nombre viene de «chirar» (dar la vuelta en fabla) y es que para la elaboración de este embutido es necesario poner al revés la tripa de cordero esta formada por arroz, menudos de un ternasco de Aragón, jamón serrano ajo, perejil, caldo de carne, sal y recortes de intestino del ternasco, se puede comer tal cual hervida o cortada en rodajas y rebozadas.

Uno de los cultivos principales junto con el almendro es el olivo, del cual se extrae aceite de oliva virgen que se produce en Alquézar a finales de diciembre.
Los olivos de Alquézar son centenarios y son muy curiosas las formas que dibujan sus troncos que en algún caso pueden recordar a caras de animales.

Las almendras se pueden comer garrapiñadas, tostadas o en ricos dobladillos con miel y canela.
El pastillo de calabaza repostería tradicional elaborado con harina, calabaza, canela ,azúcar y el excepcional aceite de oliva del Somontano es un postre que se puede comer en otoño y en invierno.

Los crespillos elaborados con harina, levadura, aceite, azúcar y hojas de borraja. Este postre natural se degusta en torno al 25 de marzo, festividad de la Encarnación y en enero para celebra la rematadura, el final de la recogida de olivas. La leyenda tradicional dice que si la Virgen y las oliveras obtienen su fruto a la vez, es probable que se preñaran también al mismo tiempo.
Por eso se hacen los crespillos ese día, para que como dicen, «se preñen las oliveras», con la consiguiente abundante cosecha.
En algún pueblo del Somontano, el aceite de freír los crespillos es llevado por los agricultores a los olivares para untar con él las yemas de las oliveras.

En el Somontano confluyen excelentes condiciones para la producción de uva y elaboración de vinos. Nada mejor para acompañar todos estos platos un buen vino D.O Somontano.

La Ruta de las Pasarelas

La Ruta de las Pasarelas permite admirar la belleza del último tramo del cañón del río Vero. Es aquí donde se da una combinación perfecta entre la roca, el agua y la huella dejada por el hombre en su afán por aprovechar la fuerza de las aguas de este río. Las espectaculares pasarelas, que no ofrecen peligro alguno, permiten un primer acercamiento a este singular enclave natural de Alquézar.

El recorrido senderista parte de la Plaza Mayor de Alquézar. Debemos dirigirnos a la calle que lleva a la Colegiata y descender por la rampa de piedra existente en el primer desvío izquierdo. En este punto puede verse una indicación hacia las Pasarelas del Vero.

Pronto, encontramos las primeras pasarelas de madera que bajan encajonadas entre la Peña Castibián, a la izquierda, y los Muros de la Colegiata, a la derecha. Un total de siete tramos de pasarelas facilitan el descenso hasta el Vero. Durante el recorrido es posible disfrutar de la belleza del Barranco de la Fuente, caracterizado por sus numerosos covachos y una vegetación adaptada a la humedad y frescura propia de estas gargantas.

Al llegar al lecho del Vero, merece ser visitada la Cueva de Picamartillo, situada en la margen izquierda del río, frente a la desembocadura del Barrando de la Fuente.
El camino prosigue río abajo, a través de una espectacular pasarela metálica instalada en la pared rocosa. Más tarde encontraremos la vieja presa y, tras recorrer un nuevo tramo de pasarelas metálicas, la antigua central hidroeléctrica de Alquézar. Una badina de un profundo azul turquesa invita al baño y al descanso.

Desde aquí, el camino se aparta del río para serpentear entre antiguos olivares hasta dar con el camino que lleva al pueblo de Alquézar. También se puede ampliar la ruta visitando el puente de Fuentebaños y el molino con el Azud. Encontraremos el desvio en el camino de regreso a Alquézar.

Santillana del Mar, todos los encantos de Cantabria

David Agüera

Me enamoré de este lugar una noche de noviembre. Recuerdo que la niebla cubría los tejados de los edificios más altos y que las escasas luces amarillas de la plaza creaban sombras en rincones y callejuelas. Alcé la vista y estaba solo, ni una persona. Me dejé llevar y la imaginación me mostró como hubiera sido la entrada de un carruaje de caballos en la Edad Media por aquel empedrado perfecto y majestuoso. Nunca antes había visto Santillana del Mar de aquella manera. Nunca antes había descubierto los encantos de la joya del turismo de Cantabria como aquella noche en la Plaza Mayor, entre el Ayuntamiento y el Parador Nacional.

La plaza Mayor con el Ayuntamiento, la Torre Don Borja y el Parador, Lugares y Más

Hay pocos destinos que te puedan sorprender y ofrecer tanto como este pedazo del norte de España. Cita imprescindible para el turista que elige Cantabria. Santillana del Mar es, sin lugar a dudas, una de las localidades de mayor valor histórico-artístico de todo el país. Un paseo por cualquiera de sus calles se convierte en un viaje al pasado que en verano realizas junto al murmullo de los miles de turistas que elijen la villa para disfrutar de sus vacaciones. Y es que, aquí se disfruta todo el año porque cada mes ofrece una postal diferente.

Arrancamos nuestro viaje en la Colegiata de Santa Juliana. Una impresionante edificación que ya existía en el siglo IX como monasterio y que daría paso a la prestigiosa colegiata de Santa Juliana en el siglo XII, hoy convertida en el más importante exponente del arte románico en Cantabria. Precisamente, en torno a la colegiata, se desarrolló un núcleo de población que vivió épocas de gran esplendor económico. Además de su claustro, donde el tiempo parece detenerse, cabe destacar que en 2015 la Unesco aprobó la ampliación del Camino de Santiago en España a «Caminos de Santiago de Compostela: Camino francés y Caminos del Norte de España», donde fue incluido como uno de los bienes individuales del camino costero.

Vuelvo a la realidad. Entre la Calle del Río y la Plaza las Arenas el desfile de personas es imparable. Cada rincón merece una parada y los móviles en alto, utilizados como cámaras, se repiten en la panorámica del momento. Me llama la atención un pequeño establecimiento entre los diferentes comercios de souvenirs y talleres artesanos. Un rincón donde los turistas degustan leche con bizcochos, la merienda más popular en la villa, y donde nos dejan con buen sabor de boca para continuar con el viaje.

La Calle el Cantón de Santillana del Mar nos lleva a la Colegiata, Lugares y Más

Los pies me llevan camino de las torres de Merino y Don Borja (conocida por ser sede de la Fundación Santillana). Edificaciones civiles más antiguas de Santillana del Mar que muestran el poder y capacidad económica que esta población tuvo en el siglo XV, aunque su origen real podría ser de la Edad Media. Junto a ellas nos encontraremos construcciones como las casas del Águila y la Parra (convertida en sala de exposiciones), el palacio y la torre de Velarde y la casa de Leonor de la Vega, entre otros muchos.

Recorrer las calles empedradas de este lugar es empaparse de cultura, historia y arquitectura. Pero hay mucho más. Santillana es hoy uno de los municipios españoles más conocidos a nivel internacional por la Cueva de Altamira. Calificada como la «capilla sixtina» del arte rupestre, esta cavidad contiene las pinturas prehistóricas más famosas del mundo. El descubrimiento de la cueva de Altamira, a finales del siglo XIX, provocó una impresionante conmoción entre la comunidad científica de la época. Fue tanta la repercusión internacional que la cueva debió cerrarse, en primer lugar, y restringir su acceso después para proteger las pinturas. Así se crea una réplica de la cueva para deleite de los visitantes en 2001, una recreación que permite la difusión a todo el mundo del arte de Altamira. Inaugurando también la actual sede del museo.

Nuestro viaje va terminando. Pocos destinos nos dan tanto en tan poco tiempo. Llega el momento de comer, la oferta gastronómica de la zona es extraordinaria. Lo mejor de la cocina de Cantabria la encontramos en los restaurantes de la zona: cocido montañés, carnes, pescados, sobaos, anchoas… un lujo convertido en costumbre en Santillana. Tras la comida seguiremos nuestro camino por el Museo de la Inquisición, y el de Jesús Otero (uno de los escultores más importantes del siglo XX nacido en la localidad y con obras repartidas por diferentes partes del mundo como Colombia, Miami…); para terminar disfrutando de la naturaleza… un paseo por las playas de Santa Justa y Ubiarco, en uno de los litorales más bonitos del norte de España. Justo aquí, donde el Cantábrico muestra su bravura, nos quedamos. La postal es mágica, de esas que se guardan en la retina para siempre.

Las “Jornadas Gastronómicas Fogones de Cantabria – Cuina Alicatina” unirán lo mejor de la mesa de ambas zonas de España

Los chefs Enrique Pérez Malagón y Vicente Orozco serán los “maestros”

Los restaurantes “El Cantó del Palasiet” en Altea (Alicante) y “La Cartería” en Cartes (Cantabria) protagonizarán las ¨Jornadas Gastronómicas Fogones de Cantabria – Cuina Alicantina” en los primeros meses del 2020. Un evento culinario que juntará la maestría en la cocina de dos chefs de reconocido prestigio y que han hecho de sus respectivos restaurantes referencia.

Enrique Pérez Malagón y Vicente Orozco, Lugares y Más

Vicente Orozco y Enrique Pérez Malagón intercambiarán sus cocinas para ofrecer a sus clientes una experiencia gastronómica diferente y de calidad. Del 18 al 23 de febrero el restaurante “La Cartería” de Cartes (Cantabria) ofrecerá una muestra de los mejores platos de la “cuina” alicantina con el sello personal de Vicente Orozco. Cocinero referencia del municipio de Altea, lleva años uniendo lo mejor del mar y de la tierra… Arroces, pescados de la bahía, lo mejor de la huerta y carnes de altísima calidad con el sello de la cocina de autor. Una oportunidad única de disfrutar en Cantabria de lo mejor de una zona en auge.

Del 3 al 8 de marzo el restaurante “El Cantó del Palasiet” en Altea (Alicante) se convertirá a los sabores cántabros de la mano del recién nombrado Bib Gourmand Enrique Pérez Malagón. Chef reconocido que hace de su trabajo una muestra de pescados del norte, carnes autóctonas, verduras de la zona… con el sello de la cocina de autor. Los fogones de Cantabria por primera vez protagonistas en Altea.

Las “Jornadas Gastronómicas Fogones de Cantabria – Cuina Alicantina” tendrán un coste de 38 euros el menú.

De tapas por lo mejor de Madrid

Este mes viajamos al centro de Madrid, para proponerte una ruta de tapeo por 5 de los mejores locales de la capital. Toma nota.

En el corazón de Madrid: La Hora del Vermut en Mercado San Miguel. Nos trasladamos caminando a La Gran Vía, una de las principales arterias de la ciudad, donde se encuentran, Taberna de la Reina y Mercado de la Reina. Y para finalizar nos dirigimos a la zona de Chueca, la parte de detrás de La Gran Vía, algo menos bulliciosa pero con igual oferta de gastro tapeo para deleitarnos con las tapas de Diurno y Terraza de la Reina

1 – LA HORA DEL VERMUT (Mercado de San Miguel -Plaza de San Miguel s/n): «VIVA LA EMPANADILLA»Unas tapas muy originales que nos hacen viajar a través del tiempo y del humor.
Se cumplen 33 años del programa de fin de año ¡VIVA 86! en el que los grandes humoristas Martes y Trece encumbraron la «empanadilla», alcanzando su mayor éxito con el Sketch o parodia de «Encarna de noche y la empanadilla de Móstoles».

Desde LA HORA DEL VERMUT de Mercado de San Miguel queremos rendir un homenaje a este programa, para que septiembre empiece con humor. Y que mejor forma que con este programa que tanto nos hizo, hace y hará reir, y su propuesta original de tapeo:

«VIVA LA EMPANADILLA», empanadas con varios tipos de masa (masa clásica, de hojaldre, fritas o versión napolitana), dulces y saladas… para viajar a través de su gran variedad:
De Masa Clásica: de Pollo y barbacoa; de pollo y aguacate; de Pizza; de berenjenas y pimiento; de cebolla caramelizada, queso y miel; de queso de cabra y champiñones; de verdura asada y queso.
Masa de Hojaldre: desde unas con carrillera; de costillas de buey; ternera barbacoa; rabo de toro; salmón; bacalao; langostinos hasta berenjenas y nueces.
Fritas: La clásica carne mechada; ternera picada y queso; pollo y queso; bacalao; champiñones y queso.

Napolitanas: Con este formato tan famoso los rellenos que puedes pedir sosn de bacon y mozzarella; de Frankfurt y bacon; de pollo, queso y pimiento; de ternera y espárragos; de tortilla de patatas y pimiento hasta la de escalivada y queso.

Hasta dulces rellenas de: Manzana y canela; de pera y chocolate; plátano y dulce de leche; de coco, de guayaba y requesón

Marídalas con uno de nuestros vermuts de grifo, o con un vermut selección de entre más de nuestras 80 referencias.

Las mejores terrazas para este otoño en Madrid, Lugares y Más

2 – TABERNA DE LA REINA (Gran Vía 10) da la bienvenida a septiembre con una propuesta de banderillas muy especiales: «RE-ENAMÓRATE DE GILDA». Una selección de 6 Gildas que reciben este nombre del papel picante, salado y algo verde, interpretado por Rita Hayworth en su película más famosa: GILDA. Pruébalas todas ¨que están de cine
Gildas, o también llamadas lagartos

La Gilda tradicional con piparra, anchoa, aceituna manzanilla. La clásica banderilla, con la que siempre te re-enamorarás de Rita.
Boquerón, aceituna manzanilla y negra, pimiento de piquillo, cebolleta, pepinillo y piparra. Otra Gilda con silueta de mujer, para para enamorarse a primera vista, tanto por su forma, como por el color del pimiento de piquillo, que enciende esa chispa.
Brocheta de aceituna manzanilla y negra, queso manchego, anchoa y aceituna. Un trío perfecto, delicado al paladar y con matices ácidos y amargos. La Gilda ideal que enamorará a los vegetarianos.

Gildas o Bombas, con aceituna gordal
Aceituna gordal rellena de manchego y tomate seco. El queso fusiona los matices de la anchoa y la aceituna haciendo que haya una explosión de sabores en boca de salado, láctico y amargo. Es la Gilda de las pasiones. Pídela sí o sí.
Aceituna gordal rellena de boquerón y pimiento del piquillo. Rojo y verde, dos colores opuestos pero que maridan perfectamente por su contraste de matices y aromas. Ideal para que te enamores pasionalmente de esta Gilda.
Aceituna gordal rellena de queso crema y salmón. La Gilda más sensual con el toque sofisticado del salmón y la suavidad del queso en crema, ambos sabores tan bien unidos a los aromas de la gordal.

Estas «Gildas» se pueden degustar en la barra de Taberna de la Reina, todos los días de lunes a domingo y maridar con nuestro vermut de grifo, la amplia selección de cervezas o cualquiera de los vinos que hay en carta.

3 – MERCADO DE LA REINA (Gran Vía, 12) te pone a punto de cara al otoño, aprendiendo a comer mejor con esta sana propuesta: EL ABC DE LA VUELTA AL COLE. Tapas que te ayudan a mantener la línea y que son el Abecedario de la salud (alcachofas, berenjenas y cazón)
Durante septiembre podremos degustar en barra, estas tapas, del Mercado de la Reina, al tiempo que cobraremos consciencia y conciencia, de la importancia que tienen estos alimentos en nuestra dieta y salud.

Alcachofas confitadas a la plancha con jamón crujiente y crema de patata La alcachofa es una hortaliza que esconde entre sus hojas un tesoro de vitaminas, minerales, antioxidantes… Además, la Alcachofa, Cynara o Alcaucil, ya era conocida por griegos y romanos por sus poderes afrodisíacos.

Berenjenas fritas con miel de caña. Muy crujientes
Además de ser uno de los alimentos más consumidos y versátiles de nuestra dieta mediterránea, la berenjena es más que saludable.

Cazón en Adobo o «bienmesabe»
Un tipo de tiburón que es una auténtica joya gastronómica en Andalucía. Destaca por su riqueza en proteínas y poca grasa. Por eso es ideal para esta vuelta de vacaciones y también porque nos evoca los mejores momentos del verano. Desde Mercado de la Reina lo preparamos al estilo gaditano, en adobo y frito. Porque nadie tiene mejor mano que los andaluces para la buena fritura. Bien hecha es sana, porque el aceite no penetra en su interior.

4 – DIURNO (San Marcos, 37) TAPAS STREET FOOD INTERNACIONAL DE CHUECA. Una vuelta por los platos de tapas más famosos del mundo actualizados con ingredientes muy nuestros, y con un twist, de su chef Luis Miguel Moreno, para hacerlos más saludables.
Comenzamos con la tapa-ración más universal como es una burguer. En Diurno pídela como LA HAMBURGUESA MÁS SANA DEL MUNDO. Lleva ternera gallega 100%,e ingredientes que te alimentarán, a la vez te harán sentir mejor como uvas tintas, cebolla morada, berenjena, remolacha, lombarda o moras que protegen al cuerpo de enfermedades.
El relleno
El acompañamiento perfecto es la cebolla morada
La lombarda es el vegetal perfecto para nuestra hamburguesa.
Las salsas
Uvas rojas en en forma de salsa de mostaza
La Mayonesa es de remolacha que combina muy bien con la carne y las berenjenas
El Kétchup es de moras silvestres
La guarnición
Berenjenas en forma de chips para acompañar la hamburguesa

Si eres fan del Street Food del continente americano pide con unos crujientes de pollo, queso emmental y setas portobello con un salsa de alioli de ajo negro o puedes viajar hasta México elige unas Quesadillas gallegas de lacón, queso tetilla, afuega l pitu, Mahón D.O. y grelos.
Si prefieres el lejano oriente, siente Japón a través de estas GYOZAS, o empanadillas de pollo y verduras con salsa agridulce de chiles. Y si eres más de los países nórdicos Lui Miguel te propone un Ceviche de salmón noruego, mango, aguacate y leche de tigre con plátano macho frito.


5– TERRAZA DE LA REINA (Plaza Pedro Zerolo, sn) BIERGARTEN DE LA REINA, para viajar Múnich sin moverte de Madrid, con las clásicas mesas de madera y su exuberante vegetación. ve cogiendo fuerzas para preparar el Oktober Fest con las tapas más muniquesas:TYPISCHE MÚNCHNER TAPAS.
Pretzel horneado al momento, delicioso y calentito.
Bockwurst ahumada con patatas y mostaza- Todo el sabor bávaro en pequeños bocados.
Bockwurst picante con patatas y mostaza – Toque picante para calentar el ambiente.
Weisswurst «blanca de baviera» con patatas y mostaza dulce – La más suave
Hot Dog ahumado o picante con pan artesano, curry, ketchup y pepinillo – El clásico perrito caliente con un toque moderno.
Codillo asado con chucrut y mostaza – El auténtico protragonista germano, el que mejor casa con una buena «rubia».
En este oasis situado en pleno centro de Madrid podrás evadirte, disfrutar y sentirte como un auténtico «bávaro» si lo maridas con cualquiera de las cervezas Paulaner de su carta, tanto en su versión grifo a presión como Müncherner Hell, Weißbier Naturtrüb, IPA Lagunitas, Salvator a Amstel Radler. O en botella formato tercio como Cruzcampo Gran Reserva, Cruzcampo especial sin gluten, o Heineken 0,0.

La Habana… Un viaje de contrastes y emociones

La Habana, Cuba, América, viajes, destinos, lugares, viajar, Lugares y Más

Por David F. Agüera

Viajar a La Habana es una de las experiencias únicas que, al menos, hay que vivir una vez en la vida. El caribe decidió detenerse en su isla preferida. Detuvo el tiempo y conquistó a visitantes que, desde el primer minuto, respiran un ambiente añejo, musical y nostálgico. La visita es un paseo por los sentimientos que se polarizan por cada rincón que descubres. No se engañen, vivir aquí no es lo más recomendable pero disfrutar de esta ciudad en viajes supera con mucho a cualquier otro destino imaginable.
Mi viaje, no es el primero a La Habana, arranca con un vuelo “poco común” con Cubana de Aviación. La aerolínea pública de la isla ofrece su particular servicio en aviones que podrían llevar 20 años retirados del mercado. Asientos estropeados, aseos descuidados y una “Business Class” más grande de lo común. Esas son sus principales características además de la impuntualidad. Desde que reserve con Cubana de Aviación el tiempo es lo de menos. Así con todo, por aquello de mimetizarse desde la salida, les recomiendo que lo hagan.
Los tonos verdes y rojos predominan en el Aeropuerto José Martí, policías por cada esquina y una sobriedad en la entrada por aduanas nos dan la bienvenida. Pasado el trámite llega uno de los momentos más caóticos que vas a sufrir: recoger la maleta. Las horas pasan y una cinta a velocidad reducida es su única compañía, no se impacientes porque su equipaje llegará pero nadie sabe ni cuando, ni por donde.

La Habana, Cuba, viajar, viajes, América, cultura, gastronomía, lugares, Más Viajes, Lugares y Más
La cultura invade rincones de la ciudad, Lugares y Más

En La Habana la vida transcurre entre música, tradición, cultura, monumentos y atractivos naturales de incalculable valor. Nadie puede dudar que es una de las ciudades más bellas del mundo, bella y estropeada. El alma llora con edificios abandonados que serían referencia en ciudades europeas. Esa imagen contrasta con espacios restaurados que son delicia para la vista, la Plaza Nueva de la Habana Vieja es uno de ellos. Allí hacemos una de nuestras paradas, nos venden café al peso mientras degustamos una taza con un aroma que quita el sentido.

Bailes y sones cubanos nos contagian mientras paseamos entre tiendas que muestras verdaderas obras de arte. Es sin duda una de mis debilidades, el arte cubano y esa manera tan característica de mezclar colores para transmitir sentimientos.
La Habana se encuentra en el occidente de Cuba y aunque es la más pequeña de todas las provincias, sus más de 2 millones de habitantes la convierten en la más poblada de toda la isla. En sus 15 municipios, particularmente en los de Playa, Plaza de la Revolución, Centro Habana, Habana del Este y La Habana Vieja (Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1982), el viajero encontrará innumerables sitios de interés arquitectónico, cultural y turístico.

La Habana es una ciudad para perderse en ella. Eso le sucedió a Ernest Hemingway, el premio Nóbel de literatura, que marcó el mapa de la ciudad con hitos imprescindibles en la biografía de ambos, ciudad y escritor.
Ernest Hemingway ha pasado a la historia de La Habana por una frase:“Mi mojito en la Bodeguita… y mi daiquirí en el Floridita”. La frase se exhibe manuscrita y enmarcada detrás de la barra de La Bodeguita del Medio(C/Empedrado, 207, Habana Vieja), cantina popular y legendaria convertida ya en un escenario imprescindible en cualquier estancia en la ciudad.

Legado español
Hemingway es uno de los protagonistas históricos de La Habana pero el legado español marca la historia de esta ciudad y de toda la isla. La Plaza de San Francisco era el centro de la vida comercial de La Habana. La terminal portuaria de Sierra Maestra tiene dos muelles que dan a la plaza, además es el lugar en el que atracan actualmente los cruceros con parada en Cuba. Los pasajeros que desembarcan en las calles adoquinadas de La Habana Vieja, tienen en ésta plaza su punto de partida y primer alto, al tratarse de un lugar cargado de historia y belleza colonial. Dominando la plaza se encuentra la Lonja del Comercio, un antiguo mercado que hoy en día tiene oficinas para empresas extranjeras y mixtas en Cuba.
Sobre la Plaza de San Francisco se eleva la basílica barroca de San Francisco de Asís, con un campanario de 43 metros de altura desde donde se tiene una maravillosa vista de la Habana Vieja y su puerto. Tanto el claustro del monasterio como las casas adyacentes y un museo de arte sacro forman un entorno que permite transportarte por un instante a España.

El Castillo del Morro
En el año 1589 comenzó la construcción del Castillo de los Tres Reyes del Morro, que es la parte más antigua de la fortaleza. Ésta parte del complejo fortificado tiene un horario de visita de10:00 a 18:00 horas todos los días.
El diseño de la ampliación de la fortaleza se hizo copiando la fortaleza de la defensa de Cartagena (Colombia). Después de la derrota de los ingleses en el año 1764, se amplió nuevamente la fortaleza, construyendo una nueva entrada que se abre con la impresionante instalación del Museo de Armas y Fortificaciones. El Che Guevara tiene aquí su Memomorial, además podemos encontrar una cafetería y tiendas de recuerdos y souvenirs. Los cañones, aún hoy en día, apuntan hacia La Florida en Estados Unidos.

Nos vamos de paladares
Comer en La Habana es una oportunidad para probar los platos típicos de la gastronomía cubana, en un ambiente auténtico. En La Habana hay numerosos restaurantes, algunos de los cuales son históricos y emblemáticos. Y también hay otra clase de restaurantes que se volvieron muy populares en los últimos años, llamados “paladares”. Los paladares, son restaurantes privados. Estos restaurantes nacieron a principios de los años 90, cuando el gobierno cubano comenzó a entregar las primeras licencias (recordemos que los medios de producción y las empresas en Cuba, son propiedad del Estado). La calidad de muchos de ellos es asombrosa. Doña Eutimia y su “Ropa Vieja” y la amplitud de la carta de Atelier se convierten en parada obligatoria.